Sucre, tierra de gracia para la acuicultura!!

En el estado Sucre aunque existen altas probabilidades de ocurrencia de un sismo con elevados niveles de destrucción, sólo por acción divina sucede siempre el mejor de los escenarios, lo cual sólo se explica sí efectivamente contamos con la más alta influencia celestial como paisano. Ahora bien, sí efectivamente el común de la gente supiera que posiblemente esa hipótesis no sea tan incierta, considerando la confluencia de bondades naturales que la gracia divina depositó en la entidad oriental, pensaría entonces que la ciencia ratifica lo que ya el saber popular afirmaba desde mucho antes.

Bondades naturales como la ubicación privilegiada que tenemos en el territorio nacional, pues lo que muy pocos saben es que el estado Sucre está enclavado en uno de los sistemas de mayor producción primaria del continente. Debido a que los vientos alisios estacionales originan los fenómenos de surgencia que elevan los nutrientes del fondo marino y en conjunto con los aportes de las aguas de los ríos Amazonas y Orinoco, crean las condiciones fisicoquímicas ideales para hacer de nuestras aguas marinas las más fértiles del Caribe sur.

En este sentido, considerando lo antes mencionado es fácil inferir que el estado Sucre debe su alta producción pesquera (Sucre aporta más de 60% del pescado y el 80% de la sardina que se produce en el país) a la alta fertilidad que poseen sus aguas, lo que se traduce en más alimento para las especies filtradoras como las sardinas, que están en los niveles iniciales de la cadena trófica y son alimento para otros peces. Dicho en otras palabras, nuestros pescadores aunque impresindibles para lograr esos óptimos niveles de captura que se reportan a nivel nacional, también tenemos las aguas más productivas en términos de nutrientes y por ello de producción pesquera y acuícola.

Es importante destacar que el estado Sucre posee 700 km. de línea costera (es decir, el 28% de los 2.813 km de línea costera del país), además de una extensa área con lagunas costeras, embalses, estuarios, manglares y ríos, que junto con la riqueza de sus aguas marinas, aderezado todo con un clima tropical y una imponente diversidad biológica, nos lleva a afirmar que poseemos las mejores condiciones ambientales para desarrollar actividades relacionadas con la acuicultura marina.

Esta actividad acuícola marina, también llamada agrobiología marina, bien puede desarrollarse plenamente con apoyo gubernamental y privado precisamente en Sucre, pues es este estado quien reúne todas las condiciones para desarrollarla, habiéndose realizado desde los años 60, desarrollos acuícolas marinos tanto con fines comerciales como de investigación. Estos desarrollos, han sensibilizado y ganado a pescadores y productores de  diversas comunidades hacia las actividades acuícolas.

Contar con personal capacitado e instituciones especializadas en acuicultura, es fundamental para el desarrollo sostenible, adecuado y sustentable de la acuicultura marina. En este sentido es necesario mencionar que la entidad cuenta con diversas instituciones como la Universidad de Oriente (UDO), encargada de la formación, investigación y desarrollo de la acuicultura marina y de agua dulce, siendo el Instituto Oceanográfico de Venezuela (IOV), pionero en el desarrollo de las ciencias marinas y donde se han desarrollado varios paquetes tecnológicos para el cultivo de bivalvos marinos.

Otra renombrada institución dedicada a la investigación y desarrollo de la acuicultura es la Fundación para la Investigación y Desarrollo de la Acuicultura en el estado Sucre (FIDAES) quien, junto al personal de la estación marina de Mochima del Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), desarrolló el protocolo de producción del pez marino Paguara, haciéndose merecedora de varios premios por el logro científico mundial que representó ser los únicos en reproducir durante todo el año un pez marino tropical y su cultivo comunitario junto con pescadores artesanales. También se encuentra la Coordinación de Fomento Acuícola adscrita al Instituto Socialista de Pesca y Acuicultura (INSOPESCA), quien realiza el seguimiento, promoción, ordenación y reglamentación de esta actividad en el Estado. De igual forma, está el Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA) el cual ha realizado varios emprendimientos acuícolas continentales y marinos con comunidades rurales, así como investigaciones relacionadas con las hormonas inductoras del desove para especies de peces en cultivo. La sede de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV) y la Escuela Técnica de Pesca de Cumaná, son también instituciones sumadas hoy a la formación y las actividades de acuicultura.

Por otro lado está la Fundación para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología en el estado Sucre (Fundacite-Sucre), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y la Tecnología, quien en el año 2013 constituyó lo que ahora se conoce como el Programa Oriental de Acuicultura (PROA), y cuya conformación está representada por todas las instituciones antes nombradas, el cual tiene el propósito principal de coadyuvar en el desarrollo de la acuicultura en la región Oriental. La Empresa Socialista Pesquera Industrial del Alba, S.A. (PESCALBA), a través de la Gerencia para la Investigación y Desarrollo Socioproductivo de Pesca y Acuicultura (GIDSPA) recientemente se incorpora a este grupo interinstitucional a fin de fortalecer el desarrollo acuícola del Estado. Como si fuera poco, adicionalmente, el estado Sucre cuenta con laboratorios como son La Fragata y Guacarapo (Gob. edo Sucre), Turpialito (UDO) y Mochima (IDEA), adecuados para la producción de alevines de peces y semillas de bivalvos, así como para el entrenamiento teórico-práctico y realizar la transferencia tecnológica.

Todas estas ventajas de la fertilidad de sus aguas marinas, institucionales y de dilatada experiencia acuícola, hacen del estado Sucre el candidato ideal para desarrollar la acuicultura marina, pues es solamente en los mares y océanos, donde se podrían producir sustentablemente los grandes volúmenes de alimento que se requieren para paliar la hambruna mundial que viene anunciando la FAO desde el 2007 y que hoy se complica y acelera por los efectos de esta pandemia por Covid-19. Desarrollar la acuicultura es hoy necesario y urgente. Convertir el estado Sucre en la potencia de la acuicultura marina del país es posible y prioritario, pero se requiere el apoyo y participación tanto comunitaria como gubernamental. Es necesario aprovechar las fortalezas que posee nuestra “tierra de gracia”, para desarrollar con pies firmes la acuicultura marina y servir para apalancar estos desarrollos acuícolas a todo lo largo de las costas del país. Tenemos el deber moral de apoyar e impulsar las actividades productivas de la entidad, para mejorar la calidad de vida de los sucrenses y la acuicultura puede y debe jugar un papel fundamental dando no sólo al estado, sino a todo el país seguridad alimentaria.

Acuicultura es Seguridad Alimentaria

 

gerenciaacuiculturapescalba@gmail.com

César A. Graziani Padrón, 0412-2752605

 Rosmary Bolívar Cortez, 0412-4844538

Total Page Visits: 209 - Today Page Visits: 1